09/25/2017

Buscador

Inicio - TodoBuenosAires.com  
   
TODA la info de BUENOS AIRES en un website! Español | English
 InicioBuenos Aires
 

Buenos Aires | Tango


El tango reconoce en su origen a la danza, cuando un hombre y una mujer intentaban dialogar atrevidamente con sus cuerpos en el escenario de un arrabal. Sin quererlo estaban inventando un lenguaje irrepetible que se parece cada vez pero que nunca es igual. Nació pícaro y prostibulario, profundo y prohibido. Se fue convirtiendo en una danza profunda, en “ese sentimiento triste que se baila”, como lo definiría años después Enrique Santos Discépolo. Se Parejapopularizó de tal modo que terminó embriagando a pares y  diferentes empecinados en hacer propia esa pasión.

Como todo fenómeno cultural espontáneo que surge como expresión social, es difícil establecer con exactitud la fecha en que nace el tango. Lo cierto es que todos reconocen su origen en el año 1880 cuando en las orillas de la ciudad, en los suburbios y arrabales, sus protagonistas, malevos pertenecientes a “La secta del cuchillo y el coraje” (según describiera Jorge Luis Borges en su poema TANGO) tuvieron la directa intención de inventar un baile que pudiera abrazar y conquistar a la mujer.

El estilo comenzó a  dibujarse en los pasos que improvisaban con el acompañamiento de músicos callejeros que tocaban estribillos breves musicales que recreaban y popularizaban pero que nunca quedaron registradas. Algunos investigadores aluden a letras improvisadas subidas de tono sin ningún nivel poético, pero se cree que los primeros ensayos “tangueros” eran instrumentales y destinados específicamente al baile. El estilo era más bien alegre, tan distinto al perfil que lo definiera a lo largo de su desarrollo. El fin siempre era conquistar mujeres a través de las destrezas de un baile apretado, pleno de artimañas para el roce de los cuerpos que explotaba en sensualidad. El modo en descubrir secretos de pasos y artimañas se fue desarrollando en la práctica entre los hombres que ensayaban en la esquinas antes de lanzarse con esas mujeres tan pretendidas para la conquista. El ámbito eran los salones de baile, llamados “academias”, que tenían fama de “casa de citas”, donde “atendían” mujeres de mala fama. Dicen que fue allí donde tomó forma y se desarrolló, entre otras músicas que sonaban y se bailaban como la milonga, la habanera, y las canzonetas. Allí concurrían tanto el inmigrante y el criollo y es indudable que de la mixtura de sus culturas, especialmente de la italiana y la española, el tango reconoce su origen.

Pero, ¿dónde surge el tango? ¿Cuáles son sus referentes? ¿Cómo se instala y se arraiga en el Río de La Plata? Hay tantas versiones, adeptos y detractores de cada una de ellas como seguidores del género.

Entre las más populares están las que encuentran su influencia en La Habanera cubana y su rítmica, otros sostienen el origen negro que puede explicarse desde distintas hipótesis que tienen que ver con el origen del nombre y su significado. La palabra tango significa para los africanos “palpar o tocar”, de allí proviene la utilización de la palabra Bocatango“tan-gó”* para el parche de los instrumentos de percusión. Existe una ciudad llamada Tango en el continente africano. La comunidad negra en Cuba utilizaba la palabra tango como definición de “baile”. Con acepciones similares, para el idioma castellano la palabra tango proviene del latín “tactum” que significa tocar: a un objeto, a un lugar (puerto) o a otra persona.Según describe Horacio Ferrer en su libro “La historia del tango”, su utilización de “tocar” se extiende a simbolizar las acciones de conmover, golpear, herir, de hacer versos cada tanto y la de tocar un tema. En castellano antiguo, el verbo “tangir” implicaba tañer o tocar un instrumento.

Hay mucho más por decir y descubrir sobre el significado y el origen de la palabra tango que se encuentra en costumbres e influencias también de Japón y del sur de Estados Unidos en su comunidad negra.

Lo cierto es que la sumatoria de todas estas teorías unidas al fenómeno social del hombre forjado en estas tierras del sur del continente americano mezcla de nativo con inmigrante y su bagaje cultural, forjó de  esa mixtura apasionada al “porteño” que fue adoptando una identidad, un modo de ser, de sentir, de apasionarse y que encontró en el tango su máxima expresión. Podemos decir que el tango y el porteño nacieron y se hicieron juntos. Por eso, si usted quiere descubrir la identidad de un habitante de Buenos Aires, escuche varios tanguitos, y encontrará la respuesta.


 

Más información:

  • Historia del tango
  • El fenómeno mundial del tango
  • Los imperdibles
  • Una cuestión de identidad




  • Compartir :




    Información institucional | Contáctenos | Publicidad en Todo Buenos Aires.com
    Copyright 2017 TodoBuenosAires.com - LTCSS S.A. - Todos los derechos reservados.